vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 4330525

Santiago visita el campo de voluntariado de Amés

El IB Jove organiza cuatro campos donde se ha incentivado la participación de los jóvenes isleños

La consellera de Afers Socials i Esports, Fina Santiago, y la directora general de Infància, Joventut i Famílies, Marta Carrió, han visitado el campo de voluntariado de Amés en el centro socioeducativo Naüm, uno de los cuatro que han podido mantenerse a raíz la situación epidemiológica y sanitaria.

De los diez campos de voluntariado que se licitaron en 2020, dos quedaron desiertos, por lo tanto se han adjudicado 8. De estos ocho campos de voluntariado adjudicados, y por motivos relacionados con la Covid-19, finalmente el Institut Balear de la Joventut ha organizado cuatro: uno gestionado por la Fundació Castell d’Alaró, otro por Espiral y dos por Amés.

En esta edición, el IB Jove ha incentivado la participación de los jóvenes isleños en los campos de voluntariado con la ayuda en difusión que han hecho varios ayuntamientos de Mallorca. Se prevé que el año que viene los campos de voluntariado continúen promocionándose entre los jóvenes de las Illes Balears.

Un campo de voluntariado es una actividad en que un grupo de jóvenes, de entre 16 y 30 años, de diferentes comunidades autónomas y otros países, se comprometen voluntaria y desinteresadamente en desarrollar, durante un período mínimo de dos semanas, un trabajo de proyección social que revierta en beneficio de la comunidad en la que tiene lugar, que se combina con actividades complementarias.

Los campos de voluntariado ofrecen la posibilidad de conocer nuevos lugares y formas de cultura, además de compartir experiencias y colaborar con otros jóvenes de realidades diferentes. Estos campos también constituyen un medio para fomentar valores como la convivencia, la tolerancia, la solidaridad, la participación y el aprendizaje intercultural, entre otros.

Rehabilitación de patrimonio histórico, medioambientales, culturales/artísticos, de acción comunitaria e intervención social y la realización de actividades complementarias colectivas de carácter sociocultural son los proyectos que mayoritariamente se llevan a cabo en los campos de voluntariado.

Este verano, y a causa de la pandemia, no ha sido possible que los jóvenes participen en campos de voluntariado internacionales.

La inversión económica de los cuatro campos de voluntariado será de alrededor de los 46.000 euros.