LOGO CAIB
Contingut
25 septiembre 2020Conselleria de Salut i Consum
Foto noticia

La acción comunitaria, la información pública y la responsabilidad de la ciudadanía consiguen reducir la incidencia de COVID-19

La acción comunitaria, la información pública y la responsabilidad de toda la ciudadanía de Balears han permitido reducir la incidencia de COVID-19 en 53 de las 58 zonas básicas de salud del archipiélago. Así se constata en el último informe sobre la evolución del SARS-CoV-2 en la comunidad, elaborado por el servicio balear de Epidemiología, un estudio que contrasta los casos diagnosticados entre las dos últimas quincenas: entre el 20 de agosto y 4 de septiembre, y entre el 5 y el 18 de septiembre.

 

El informe pone de manifiesto el caso del área básica de salud de Son Gotleu, que ha pasado de 6,15 casos diagnosticados por cada mil habitantes a tener 2,38. También en el caso de Pere Garau se ha pasado de 6,02 a 2,19; en Son Ferriol ha bajado de 5,79 a 2,33; en Formentera de 5,61 diagnósticos de COVID-19 por cada 1.000 habitantes se ha reducido a 1,93; Sant Josep ha bajado de 5,59 a 1,48; Arquitecto Bennazar ha pasado de 5,6 a 2,99; Escola Graduada de 5,15 a 1,01, y Emili Darder de 5,09 a 1,36.

 

Las cifras muestran la importancia de mantener el compromiso con las medidas de seguridad, entendiendo que la pandemia mundial sigue su curso y toda prudencia es obligatoria. El informe revela también que hay 5 zonas básicas de salud donde se han registrado aumentos en las tasas por cada mil habitantes: la de Verge del Toro, Serra Nord, Santanyí, Marines de Muro y Es Viver. En todas ellas, no obstante, se trata de incrementos que no llegan a los 3 diagnósticos por cada mil residentes, salvo la zona básica de salud Es Viver, que ha pasado de 3,97 a 4,67 casos por 1.000 personas.

 

El informe de Epidemiología también actualiza los datos acumulados durante toda la pandemia de casos por municipios y establece que la enfermedad ha afectado prácticamente por igual a hombres y mujeres y que, por grupos de edad, los más numerosos han sido las personas de entre 30-39 años (2.446), seguidos de los de 40-49 (2.355) y de 20-29 (2.257). Del total de casos detectados en Balears la mayoría (un 50,9 %) tenían entre 20-49 años, un 21,8 % tenían entre 50 y 69 años, un 17,3 % eran menores de 19 años y un 10 % mayores de 70 años. Además, un 63 % de los 13.049 casos verificados por Epidemiología hasta el 21 de septiembre en Balears presentó síntomas, mientras que un 37 % fue asintomático. Un 4 % era trabajador de un centro sanitario y un 1,5 trabajaba como sociosanitario.

 

El factor de incidencia epidemiológica es uno de los que determinan las actuaciones públicas de control y restricciones, así como otros, tales como la densidad poblacional, la evolución de PCR positivas, la movilidad de la zona…

 

199 brotes detectados

 

En cuanto a los brotes —agrupaciones de 3 o más casos de COVID-19—, el Servicio de Epidemiología destaca que se han detectado hasta 199 desde el inicio de la pandemia en Balears. En total, se han diagnosticado 1.067 casos positivos asociados, y de estos la mitad (535) presentó síntomas. Un 43 % de los brotes (86) fueron de ámbito familiar, un 21% fue originado debido a reuniones sociales y un 17 % eran de ámbito laboral. En el 96 % de los brotes el caso primario era autóctono.