Volver

Memoria democràtica.

INTERVENCIÓN A LA FOSA DEL CEMENTERIO MUNICIPAL DE SANT JOAN

La apertura de la fosa de Sant Joan y la recuperación de los cuerpos de las tres víctimas, vecinas de Maria de la Salut, fue todo un éxito, y permitió la identificación de en Jaume Gual Mas, Joan Gual Genovart ,en Puro y Miquel Salom Ribot, en Mio.

El día 16 de junio de 2014 se iniciaron las tareas arqueológicas en el cementerio municipal de Sant Joan y se prolongaron hasta el 21 de junio. Pero, desde el día 16 de junio de 2014, en que se iniciaron los trabajos, hasta llegar a la entrega de los restos de las víctimas a sus familiares el mes de junio de 2015, la Asociació Memòria de Mallorca sistematizó el protocolo de tareas a desarrollar y asumió la coordinación de todo el equipo que participó en los trabajos, y que lo hizo desde el voluntariado y el compromiso ético con los principios de verdad, justicia y reparación: familiares de las víctimas, equipo de arqueólogas y antropólogas del Laboratori de Bioarqueologia Humana de la UAB, historiadores e investigadores, testigos, equipo de documentación y de audiovisuales, medios de comunicación, equipo jurídico, ayuntamientos de Sant Joan y Maria de la Salut y Departament de Genètica de la UIB..

El día 20 de junio de 2014 aparecieron los indicios inequívocos del hallazgo de la fosa y la Asociació Memòria de Mallorca procedió a su denuncia en el juzgado de Manacor, pero este se inhibió.

La exhumación se realizó en presencia de los familiares dos días después y la fosa fue definitivamente clausurada el 25 de junio de 2014. Los restos de cada individuo, debidamente identificadas y protegidos en contenedores independientes, fueron trasladados a dependencias del Ayuntamiento de Sant Joan hasta día 1 de septiembre de 2014, cuando empezaron los análisis antropológicos en las instalaciones del cementerio de Sant Joan.

El proceso de identificación preliminar concluyó siete días después y los restos volvieron a las dependencias del consistorio, garantizando la continuidad de preservación de la cadena custodia. Los resultados de las pruebas genéticas tardaron todavía unos meses más y finalmente el día 19 de junio de 2015, un año después del inicio de los trabajos arqueológicos, se procedió al reentierro y homenaje en el cementerio de Maria de la Salut.